SESIONES / Diputados sancionó el fondo por 15.000 Millones para afrontar el Coronavirus y la Ley de Necesidad

En una nueva sesión extraordinaria, la Cámara de Diputados aprobó el proyecto de Necesidad Pública y el pedido de endeudamiento de hasta 15 mil millones de pesos para afrontar la situación generada por el coronavirus, que habían sido enviados por el Senado.


31-03-2020







Video





El primer proyecto que autoriza el endeudamiento por 15 millones de pesos, iniciativa del ejecutivo provincial, enviada desde el Senado, fue aprobado con 44 votos positivos. El segundo proyecto fue la ley de necesidad pública también proveniente de la Cámara alta provincial, fue votada por 12 legisladores y el resto se abstuvo.

En el recinto, la primera en hacer uso de la palabra fue la diputada del Frente Progresista, Mónica Peralta quien expresó: “No van a poder culpar a esta legislatura de no haber dado, las veces que fue necesario, los debates necesarios. No vamos a permitir que caiga sobre esta legislatura lo que los senadores del PJ no pudieron acordar con su propia fuerza política. Es por ello que hoy, a pesar de no estar de acuerdo con el proyecto con la abstención, le estamos dando vía libre al Gobierno provincial para que se ponga a hacer lo que tiene que hacer”, expresó la legisladora.

El diputado Del Frade también justificó la abstención de su bloque

El diputado Carlos del Frade por su parte, expresó su abstención al proyecto de Necesidad Pública: “Nosotros dijimos que íbamos a acompañar el proyecto en  general pero también advertimos los puntos que no podíamos aceptar, por un lado las remuneraciones en negro a los trabajadores estatales y por otro las cuestiones de seguridad que introdujo el Senado. 

“Como el proyecto viene en segunda revisión del Senado esta situación legislativa nos impide votar en contra de esos artículos y es por ello que solicitamos la abstención.

“Me alegra que salga la ley porque ya no habrá excusas para no gobernar”, destacó el diputado del bloque Frente Social y Popular-Ciudad Futura.

Acuerdo dentro del desacuerdo

En el mismo sentido, el diputado del bloque Igualdad y Participación, Rubén Giustiniani, expresó: “Saludamos el acuerdo dentro del desacuerdo. Vamos a poder decirle a santafesinos y santafesinas que  la legislatura alumbró dos leyes para dar respuesta a quienes estamos viviendo esta pesadilla y la que viene, que va a ser infinitamente mayor.

“Expresamos nuestra disidencia en relación a los artículos 41 y 35. El gobierno provincial debería tener una acción más enérgica acompañando las medidas que se están llevando adelante desde el gobierno nacional. Vemos contradictorio cuidar el bolsillo de los trabajadores y apelar a los no remunerativos,  que nos hacen acordar a tiempos pasados”.

Para finalizar, Giustiniani expresó: “esperemos que sea el inicio de un diálogo político fructífero y no de un tironeo como el que tuvimos hasta ahora”.

El desafío no termina en la pandemia

El diputado del bloque Somos Vida y Familia, Nicolás Mayoraz justificó el voto positivo de su espacio: “nuestro bloque acompañó en diciembre la emergencia. Aunque la sanción de hoy llega cuatro meses después,  la celebramos y creemos que ganaron todos, sobre todo los santafesinos. Lo más importante es atender esta pandemia”.

“Estamos dando un gesto político”

El diputado Maximiliano Pullaro del FPCYS. “Después de todas las idas y vueltas que tuvo esta ley desde diciembre, estamos mostrando un gesto claramente. Lamentablemente sentimos los últimos días como el Ejecutivo provincial profundizó la grieta, fuimos atacados quienes pensamos diferentes. Ayer nos llegaban mensajes de teléfonos del Chaco, San Nicolás, Misiones, de todos lados menos de Santa Fe para que votemos. Lo de Rodenas fue un gesto político bajo y miserable. Estamos acostumbrados a saldar nuestras diferencias con diálogo político”, expresó el legislador.

“Acá tienen los recursos para ponerse a gobernar, para que arranque la parálisis que tiene el gobierno y que no empezó hace 15 días con la pandemia. Tienen todo sobre la mesa. 39.000 millones de endeudamiento, tiene las facultades delegadas que pedía Perotti. Espero que esto vaya a una política pública que le quite angustia a los santafesinos y santafesinas, y que las discusiones políticas tengan más honestidad”, finalizó.

“Un antes y un después”

Para el diputado Julián Galdeano, del bloque Juntos por el Cambio, hubo “un antes y un después con la pandemia que amerita que uno actúe de otra manera… Tenemos que hacer autocrítica en este proceso. Obviamente que el Ejecutivo tiene responsabilidad, pero nosotros también. Pensar que nosotros podemos dictaminar sobre un mensaje propio y no sobre el del Ejecutivo no tiene antecedente. Ni siquiera con los senadores pudimos tener una articulación. Esto es no conocer el funcionamiento parlamentario de Santa Fe”, reconoció y finalizó diciendo que “hoy, ante una situación de crisis, dimos un mensaje a la ciudadanía”.

“Tardamos demasiado”

Por su parte, el diputado Leandro Busatto, miembro informante del bloque minoritario y representante del Ejecutivo provincial manifestó: “Tardamos demasiado. Tres meses sobre una ley que viene debatida, argumentada luego de ser rechazada en diciembre. En aquél momento se aludió a la falta de consensos. Estamos discutiendo una ley que le va a dar herramientas al gobierno de Omar Perotti que encontró una realidad económica adversa, con deudas que se tomaron y no se pagaron. Esta ley busca recomponer económica y financieramente a la provincia. Le otorga la posibilidad de endeudamiento por 39.000 millones de pesos de los cuales 10 van a municipios y comunas”. 

“Lo importante es ver las coincidencias y no las diferencias”

Por otro lado, el diputado Ariel Bermúdez expresó que “con esta situación de la pandemia todo pasa a segundo plano. Fue fundamental la postura de los intendentes. Lo importante es ver las coincidencias y no las diferencias. Saludo lo dicho por Giustiniani y fue fundamental lo hecho por Felipe Michlig”. 

“Nadie puede decir que no hay voluntad política”

El presidente de la Cámara, el diputado Miguel Lifschitz, solicitó la asistencia de la vicepresidenta de la Cámara de Diputados, para poder hacer uso de la palabra. 

“Desde el Frente Progresista siempre dijimos no a la grieta y a los agravios. No vamos a caer en esa trampa; no cuenten con nosotros para eso. Los santafesinos, y más en estos momentos, merecen otro nivel de debate y otra agenda de discusiones, más constructiva, vinculada a sus problemas cotidianos en tiempos de pandemia”, sostuvo el presidente del cuerpo, Miguel Lifschitz, al hablar en el recinto.

En ese contexto, valoró la decisión unánime de los diputados de reducir sus haberes. “En reunión parlamentaria acordamos con los presidentes de todos los bloques reducir un 50% los sueldos de los diputados y diputadas. Es un momento extraordinario que necesita de gestos y acciones. El esfuerzo de todos es lo que nos hará más fuertes”, consideró.

“El gobierno ya tiene la Ley de Necesidad Pública que quería y los fondos que pidió para atender la pandemia, es urgente que se ponga al frente de la crisis”, continuó. “No sólo estamos otorgando recursos y herramientas, sino que además ofrecemos desde nuestro espacio, equipos técnicos, propuestas, experiencia, voluntarios y organizaciones sociales afines. Hace años venimos trabajando para dotar a la provincia de la mejor salud pública. Empezamos en los 90 cuando casi nadie creía en esto”, recordó Lifschitz.

En ese contexto, marcó la diferencia de la actual gestión con la de Hermes Binner en la provincia de Santa Fe y la suya propia en la ciudad de Rosario para afrontar la Gripe A en 2009: “Lo hicimos sin emergencia ni Estado de excepción. Sin herramientas extraordinarias. Sólo con decisión política, ideas claras, compromiso y trabajo”, remarcó.

“Hoy Santa Fe es una de las mejores provincias para abordar la pandemia”, enfatizó el presidente de la Cámara baja. “Dejamos ocho nuevos hospitales, el Cemar en Rosario y el Cemafe en Santa Fe, dotados para hacer los testeos de coronavirus. 120 nuevos Centros de Atención Primaria de Salud, con personal calificado y comprometido”, describió.

Con respecto al proyecto oficial de Necesidad Pública, Lifschitz indicó que “no tiene nada que ver con la pandemia; es la vieja ley de Emergencia rechazada en diciembre por esta Cámara. Es una mala ley y no es un pecado que tengamos opiniones distintas. En tiempos de emergencia, no desaparece el Estado de Derecho, ni el rol de la Legislatura”, advirtió el titular de la Cámara baja.

“Esa ley partía de un diagnóstico falso, que indicaba que diciembre había una crisis económica y financiera sin retorno en Santa Fe. Eso no tiene nada que ver con los números: pudieron pagar sueldos y aguinaldos con cláusula gatillo y en breve, el sueldo de marzo sin inconvenientes”, argumentó.

“Evidentemente no había tantas dificultades como se planteaba. A fines de febrero, según la información brindada por el ministro de Economía, Walter Agosto, la provincia contaba con un plazo fijo de más de 10.000 millones de pesos y más de 5.700 millones en cuenta corriente. Por eso es inexplicable que se estén retaceando recursos para la salud, la política alimentaria o para arreglar patrulleros; que no se estén pagando deudas corrientes ni atendiendo gastos prioritarios”, sostuvo Lifschitz.

“Es una mala norma no sólo por los superpoderes y delegación de competencias, como se ha dicho aquí. También por el desproporcionado endeudamiento, de más de 50.000 millones de pesos, para financiar gastos corrientes, para financiar el déficit. Es una cifra que compromete el futuro de la provincia por los menos por dos períodos”, advirtió. Y agregó: "Si hay algo que critica el Presidente Alberto Fernández  y el Ministro Martín Guzman, de Mauricio Macri, es enorme grado de endeudamiento para financiar gastos corrientes  y déficit. No encontrarán ningún economista que lo aconseje".

“Ahora el gobierno tiene todas las herramientas necesarias y más. Estamos dispuestos a acompañarlo y poner a disposición nuestros mejores especialistas, toda nuestra experiencia y propuestas para abordar esta crisis”, concluyó.


CONOCÉ A TUS DIPUTADOS

MENU